Tren con destino corazón, origen mente
va a efectuar su salida.

Cuiden bien de su equipaje,
no lleve muchas camisas.
Pónganse los cinturones
la emoción está servida.

Los pensamientos perennes
pueden quedarse en la vía.
Rogamos que acompañantes
no suban en travesía.

El camino es largo,
quizás toda una vida.
No hay marcha atrás
para dichas y bienvenidas.

Ya no sirve solo
mirar por la ventanilla.
El asiento se mueve,
cambiaremos de silla.

Los apegos se quedaron
metidos en la consigna.
Patrones ya machacados
se les haga una aguadilla.

Tren con destino corazón, origen mente
va a efectuar su salida.

0 4