Se vende vestido de novia.
Ya no había marcha atrás.
Con ese anuncio
se acabaron hasta los recuerdos
más minúsculos de aquel viaje.

Se vende vestido de novia.
Lo que con tanto tiempo
había esperado, preparado, ansiado…
Se esfumaba tras esas cinco palabras.

Se vende vestido de novia. 
Porque, al fin y al cabo,
prefirió vender el vestido,
que quedarse encerrada en él,
debajo de armarios, plásticos
y gritos sin sentido.

Se vende vestido de novia.

0 48