Me muerdo las ganas
al verte mirarme.
Miedo a sonrojarme
al pasar aduanas.

¿Y cómo un pelanas
es capaz de encender?

No puedo entender.
Mi instinto ancestral
en tono magistral
me hace enloquecer.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *